Usted está aquí

Flexibilidad

El excelente comportamiento elástico de la tubería TOM® le permite soportar grandes deformaciones del diámetro interior sin sufrir daños estructurales.

La canalización recupera inmediatamente su forma original, cuando cesa el esfuerzo tras un aplastamiento o cualquier situación mecánica accidental.

Además se minimiza el riesgo de roturas por deslizamiento del terreno u otros esfuerzos cortantes, como piedras o maquinaria permitiendo durante su instalación una gran adaptabilidad al trazado de la red.

Capacidad Hidráulica Resistencia Hidrostática Golpe de Ariete Resistencia al impacto  Estanqueidad Resistencia química