Usted está aquí

Pruebas Hidrostáticas para Tuberías de PVC-Orientado (PVC-O): procedimiento y recomendaciones

Las conducciones de Tuberías TOM de PVC-O de una red con presión forman parte de un sistema integral que interactúa conjuntamente con el resto de elementos y equipos que la conforman.

Para garantizar un óptimo funcionamiento de las redes compuestas de tuberías TOM y otros elementos de conexión, no solo se debe acondicionar dichas redes a las singularidades del comportamiento geotécnico y comprobar que el diseño y la ubicación de los elementos de seguridad necesarios son acordes a los requerimientos de la  explotación, sino que resulta fundamental garantizar la integridad de las tuberías y del resto de elementos que componen la red, a partir del sometimiento de las mismas a varias pruebas de presión con agua antes de su puesta en servicio.

Para llevar a cabo las pruebas de presión con las máximas garantías se aconseja aplicar las recomendaciones recogidas en la Norma UNE-EN 805:2000 "Abastecimiento de agua. Especificaciones para redes exteriores a los edificios y sus componentes". No obstante, es importante tener en cuenta que, en todo caso, las instrucciones dadas por la dirección de obra y por el pliego de prescripciones técnicas del proyecto prevalecerán sobre cualquier tipo de indicación.

Entre las distintas recomendaciones a tener en cuenta cabe resaltar que:

  • Las pruebas de presión no deberían efectuarse una vez transcurridas 8 semanas desde la instalación de las tuberías.
  • Las pruebas de presión deberían efectuarse por tramos, con la longitud fijada en el proyecto o por la dirección de obra conforme a las especificaciones recogidas en la norma UNE-EN 805:2000.
  • La realización obligada de una prueba general de la red de distribución a través de los grupos motobomba de la estación de bombeo, no debería eximir de la consecución parcial de las pruebas efectuadas a los distintos tramos que conforman la red.
  • Un mismo tramo no debería estar compuesto por tuberías de distinto material, diámetro o rigidez nominal, a no ser que la dirección de obra dictamine lo contrario.

Cabe mencionar, también, la gran importancia de elegir de forma adecuada la clase y el timbraje de las tuberías, ya que éstas se verán sometidas a distintos esfuerzos y exigencias durante todo su ciclo de vida.

Para dar comienzo a la pruebas de presión, primeramente  el proyectista deberá especificar la presión o presiones de diseño (DP), la presión máxima de diseño (MDP) y las presiones de prueba de la red (STP) considerando todas las condiciones de caudal adecuadas.

Normalmente la presión de prueba en obra (STP) viene fijada en el proyecto o es definida previamente al inicio de la obra, según el procedimiento o criterio de ensayo aceptado por la administración o dirección de obra competente. En caso contrario, las condiciones de ensayo son establecidas considerando previamente la presión de servicio prevista en régimen permanente, e incluyendo en la misma la máxima presión en explotación, la cual nunca debería ser superior a la presión máxima de diseño (MDP) de los componentes de la instalación.

Un proceso de prueba  de presión completo debería incluir las siguientes fases:

  • Una fase de prueba preliminar, que tiene por por objeto crear las condiciones iniciales para las variaciones de volumen dependientes de la presión, del tiempo y de la temperatura. Para ello, se debe  estabilizar la parte de la conducción a ensayar, permitiendo la mayor parte de los movimientos, y permitir el incremento de volumen dependiente de la presión.
  • Una fase de prueba de purga, que permite la estimación del volumen de aire remanente en la conducción. La presencia de aire reduciría la precisión de la prueba de pérdida de presión y la prueba de pérdida de agua.
  • Una fase de prueba principal. En este caso podemos distinguir dos métodos, pudiendo ser la presión de prueba elegida a criterio de la dirección de obra o establecida según las recomendaciones establecidas en la Norma UNE-EN 805:2000.

Los dos métodos a emplear para una presión de prueba basada en el criterio de la  Norma UNE-EN 805:2000 son:

  1. Método de prueba de caída o pérdida de presión

En los casos en los que el golpe de ariete ha sido calculado en detalle la fórmula a aplicar será: STP = MDPc + 100 kPa

Por el contrario, en los casos en los que el golpe de ariete no ha sido calculado, se considerará como presión de prueba (STP) la presión de prueba máxima. En este caso, el “menor” de los dos valores de los supuestos analizados.

STP= MDPa x 1,5

               ó

STP= MDPa + 500 kPa

Método de prueba de pérdida de agua. Una vez transcurrida la primera hora de la prueba, la pérdida de agua aceptable no debe exceder el valor calculado utilizando la fórmula siguiente:

ΔVmáx es la pérdida de agua admisible, en litros (l)

V es el volumen del tramo de conducción en prueba, en litros (l)

Δp es la caída de presión admisible durante la prueba (20 kPa para el PVC-O), en kilopascales (kPa)

Ew es el módulo de elasticidad del agua, en kilopascales (kPa)

ER es el módulo de elasticidad a flexión transversal de la pared del tubo, en kilopascales (kPa)

e es el espesor nominal del tubo, en metros (m)

D es el diámetro interior del tubo, en metros (m)

1,2 es un factor de corrección que tiene en cuenta, entre otros aspectos, el efecto del aire residual existente en la tubería

Si durante la realización de esta etapa principal la presión desciende o las pérdidas de agua superan los valores admisibles indicados previamente, se deberá proceder a la corrección de los defectos observados. Esta prueba será repetida hasta superarla con éxito.

Pruebas hidrostáticas